¿Conoces la diferencia entre Pruebas de Carga, Capacidad y Estrés?

En GreenSQA implementamos diferentes tipos de pruebas que permiten simular el entorno de operación real de un sistema de información diseñado para atender una gran demanda de usuarios y su comportamiento en situaciones adversas. En nuestra compañía contemplamos tres tipos de pruebas que permiten evaluar la llegada de usuarios sobre el sistema y así determinar su comportamiento frente a la demanda de los usuarios.

Conoce algunas de los tipos de evaluación que usamos en nuestro servicio de Pruebas no Funcionales:

1. Carga – Load test

Con esta prueba, la empresa puede conocer la cantidad de usuarios que soporta su producto, en un lapso de tiempo determinado, según los usuarios que espera tender el cliente en su sistema, sin forzarlo a una capacidad mayor a la esperada.

Por ejemplo: Se necesita probar un puente para saber su comportamiento con 100 personas sobre él (el dato de la cantidad es determinado por el cliente), los arquitectos de pruebas lo que hacen es dividir este grupo total en grupos más pequeños que vayan ingresando al puente de manera paulatina en un lapso de tiempo (5 personas inician, al minutos ingresan otras 5 y así sucesivamente hasta completar las 100 personas) y con una actividad específica como “saltar” , lo que al final permite evaluar el comportamiento del puente y si su estructura y estado final tuvieron el comportamiento saludable para soportar esta actividad.

2. Capacidad – Capacity Test

El objetivo de las pruebas de capacidad es evaluar el punto de quiebre de la aplicación, es determinar la carga máxima de usuarios que puede soportar la aplicación (escalabilidad).  Tomando nuevamente el ejemplo de la analogía del puente se agregaría más personas por intervalo de tiempo superando las 100 personas que inicialmente esperábamos que soportara el puente, ejemplo 150 personas en total, siempre haciendo pausas entre cada grupo que se suman a las que ya están saltando en el puente, llegando hasta el punto puente colapse o se vea seriamente afectado, de esta manera nos daríamos cuenta de que capacidad tiene el sistema para atender usuarios de manera concurrente.

3. Estrés – Stress Test

Acá colocamos a prueba la robustez y la confiabilidad del software probado, sometiéndolo a condiciones de uso extremas. Entre estas condiciones se incluyen el envío excesivo de peticiones y la ejecución en condiciones de hardware limitadas. El objetivo es saturar el programa hasta un punto de quiebre donde aparezcan bugs (defectos) potencialmente peligrosos y verificar si los mismos pueden recuperar sus recursos físicos de forma autónoma sin requerir la intervención humana.

Por ejemplo: Continuando con el ejemplo de personas saltando sobre el puente, en esta prueba colocamos a las mismas 150 personas de participaron en la prueba de capacidad, pero sin pausa entre salto y salto, con el objetivo de evidenciar si el puente puede recuperar su forma después de alterar su estructura durante la prueba.

GreenSQA

Somos una empresa especializada en la implementación de estándares, metodologías y modelos usados en la Industria del software a nivel mundial para las pruebas y el aseguramiento de calidad tanto de los productos de software como del proceso productivo para su desarrollo.