GreenSQA tiene todo para continuar escalando su modelo de negocio y consolidarse como líder del segmento a nivel nacional e internacional

GreenSQA se volvió grande y con esa convicción, su fundadora Liliana Gómez tomó decisiones que le han permitido asumir su adultez empresarial tras 14 años en el mercado. En el proceso fue fundamental el acompañamiento recibido en el marco de Valle Impacta.

El proceso comenzó en el 2015 cuando ingresaron al programa. De inmediato percibieron que debían visualizarse como una empresa de talla mundial y con enfoque disruptivo. Eso los llevó a trasladarse a una sede propia con sus 150 empleados y decirle adiós al querido espacio que habían colonizado en Parquesoft.

Un aprendizaje fundamental para Liliana en su proceso como empresaria fue el entrenamiento en apnea que realizó para grabar la serie web de emprendimiento “Extremo” de la CCC en 2016. Esta experiencia le exigió mantenerse durante un largo tiempo a trece metros bajo el agua. En esa aparente paz que vivió sumergida, descubrió que no había nada más peligroso que dejarse llevar por esa sensación de bienestar. “La  tranquilidad que se siente en el agua es increíble, pero puede ser peligrosa si no se está preparado; uno puede morir haciendo apnea. Y eso también le puede pasar a una empresa, por eso hay que moverse para no morir”, dice.

Esta ingeniera de sistemas reconoce que a partir de esa vivencia es más consciente de la importancia de estar alerta a riesgos empresariales silenciosos, como tornarse ineficientes o llegar a un estado de confort que no permita ofrecerles más a los clientes.

En vista de que la mejor forma de disminuir ese tipo de riesgos es hacer evaluaciones constantes y mejoras que apunten al crecimiento, también decidieron contratar un asesor financiero y constituir una junta directiva para formalizar procesos internos.

Uno de los grandes logros obtenidos con el acompañamiento de Valle Impacta fue la creación del departamento comercial con el que desarrollaron un nuevo modelo de negocio. Pasaron de vender horas de servicio (outsourcing) a concebirse como una compañía que vende tecnología a través de conocimientos especializados. Esto además de brindarle un valor agregado a sus clientes, les permitió contratar empleados a término indefinido.

Con esta transformación obtuvieron la certificación CMMI de servicios (Capability Maturity Model Integration), un método que prueba la gestión y el rendimiento al interior de las empresas y que para Green SQA representó su consolidación como fábrica de producción de servicios de pruebas.

Estos cambios contribuyeron a que la firma lograra en tres años un crecimiento que no obtuvo durante los primeros diez años de operación. Al cierre del 2016, la empresa de software facturó $8.000 millones, consolidando una tasa de crecimiento en ventas superior al 25% desde el 2015 y ampliando su cobertura geográfica con oficinas en Bogotá y Barranquilla. “Siempre habíamos crecido, pero nunca tan aceleradamente, y esto se debe a los estímulos que hemos recibido con el programa Valle Impacta”, asegura la gerente.

También se le debe dar crédito al fortalecimiento de su sistema de innovación, producto de la consultoría de IXL Center, el centro especialista en innovación que acompañó a las 50 empresas del Valle del Cauca que participaron en el Programa Sistemas de Innovación 2016 promovido por Colciencias y ejecutado por la Cámara de Comercio de Cali.

Así entendieron que la innovación podía surgir en todos los momentos de verdad del modelo de negocio. Por lo que se propusieron captar las nuevas ideas desde la fase de retroalimentación temprana de los proyectos y no en las etapas finales. Con este método han logrado mejoras en el servicio existente e incluso herramientas para uno nuevo, pero lo más significativo es que impactó la cultura de la organización.

Mercado con gran potencial

Ahora la meta para el 2020 es lograr que las exportaciones representen más del 10% de los ingresos. Para cumplir con ese propósito están incursionando en el mercado holandés con el apoyo del programa de cooperación internacional del gobierno de ese país.

Además, están construyendo un perfil de compañía exportadora y buscan un distribuidor autorizado para ofrecer los servicios empaquetados.

Esta es una dinámica bastante diferente a la que aplicaron en 2014 cuando empezaron a exportar por referidos a Estados Unidos, Perú y Bolivia; y aunque esos destinos representaban un porcentaje muy bajo de la ventas, los proyectos ofrecían un ebitda más atractivo que en el mercado local, por encima del 25%.

El camino recorrido ha sido largo desde que un grupo de ingenieros entre los que estaba Liliana, encontraron en la industria del software la necesidad de asegurar la calidad de los sistemas de información de manera optimizada y dieron vía libre a GreenSQA (Software Quality Assurance).

La empresa domina el 15% del mercado de pruebas de software en el país que se calcula vale aproximadamente USD 30 millones. El potencial de crecimiento es enorme, pues los diez competidores que existen en territorio nacional solamente cubren el 30% del mercado.

Liderada desde sus inicios por Liliana Gómez, candidata a doctora en computación y quien se ha abierto camino en un campo tradicionalmente de hombres, GreenSQA ha desarrollado un sistema de servicio adaptado a las necesidades, condiciones y capacidad del cliente. Ofrece pruebas de software como funcionales, web y móviles, SEO (no funcionales de carga, rendimiento, estrés, volumen, seguridad), especializadas (migración), contables, ERP – Automatización de pruebas, consultoría SQA y entrenamiento SQA.

Entre sus clientes figuran bancos, clínicas y grandes compañías nacionales para las cuales un error en el software implicaría costos que van más allá del dinero porque afecta la reputación de marca y genera pérdida de clientes. “Hoy en día se reconoce en la industria la necesidad de hacer aseguramiento de calidad y pruebas de software durante todo el ciclo: creación, incorporación y actualización de la tecnología para prever el mayor riesgo”, afirma Liliana.

Así las cosas, GreenSQA tiene todo para continuar escalando su modelo de negocio y consolidarse como líder del segmento a nivel nacional e internacional.